Mini-Deco: Zona de trabajo

Está muy extendida la creencia de que contratar un decorador, es un lujo que sólo unos pocos afortunados se pueden permitir. ¿Eres de los que piensan así? ¡Pues permíteme decirte que te equivocas!. En Black Cotton Studio estamos convencidos de que no es necesario disponer de un presupuesto enorme o de vivir en una mansión, para poder tener un hogar funcional y sobre todo, bonito. Es el caso de ésta mini-deco, donde podemos apreciar el antes y el después de una zona de trabajo. Con un presupuesto también "mini" y usando muchos de los elementos que la clienta ya poseía, hemos conseguido darle a esta rincón de estudio un toque especial y mucho más agradable, donde trabajar.